miércoles, 1 de marzo de 2017

para Pablo Ráez, el héroe del año!


Hola amigo del alma, compañero en la lucha, ángel del cielo!

 

 

Hoy estas tristes y sentidas líneas van para ti, para tu noble y cálida alma, para tu espíritu solidario y humano.

 

Hace pocos días yo me encontraba de fiesta, era carnaval.

En aquella soleada tarde todo atraía para salir a la calle: el sol, los desfiles de las ruidosas carrozas…..todo era un manar de alegría y de júbilo, y un aire festivo dominaba el ambiente en mi ciudad como en toda España.

 

Disfruté de la fiesta, del sol, de la gente….me fui a comprar…..llevaba el móvil, era como que necesitaba de él….algo me avisaba de que tenía que conocer algo, estar pendiente de alguna noticia que pudiera llegarme.

Y así fue….me hallaba en un probador acompañando a mi coqueta madre a elegir su prenda.

Ella, apasionada y jovial, disfrutaba de su momento, se afanaba en mirarse al espejo para sopesar el  llevarse aquel colorido vestido que tan bien le sentaba….

Yo me encontraba sentada, callada y tranquila. Ooooo, de pronto cogí el móvil , para ver o mejor decir leer lo que en aquel carnavalero día estaba aconteciendo por este país.

 

Y así lo hice. Me gusta twitter. Es una red social que si bien me ha traído varios disgustos y encontronazos con unos y otros, también me sirve para permanecer continuamente informada de todo cuanto acontece en España y en el mundo.

 

Comencé a curiosear, y solo en ese momento, la tristeza y el dolor más profundo se apoderaron de mi ser .

“ha fallecido Pablo Ráez, el joven que luchó con todas sus fuerzas contra la leucemi”.

Era cierto? No podía ser….un alma tan noble, tan joven, tan llena de vida y que había dado a tod@s una lección de arrojo ante la vida, no había podido vencer a una enfermedad de la que cada día salen miles de personas en el mundo entero.

 

No me lo quería creer, me decía una y otra vez que aquello era mentira…sin embargo los sucesivos medios lo repetían una y otra vez….que mas da la forma? El contenido era el mismo: nos dejaste pablo, nos dejaste amigo!

 

Desde aquel momento nada fue igual para mí…..no pensé más en ropa, ni en escaparates, ni en nada ajeno a ti amigo, compañero de batallas.

 

Era la consumación de una tragedia….con tu partida se fue una pequeña gran porción del ser humano….de nuestra parte más noble, más altruista y que nos embellece cada día.

 

Tu legado siempre permanecerá imborrable amigo, gracias a ti muchas personas dieron vida a otras para que se mantuviese la hermosa cadena del vivir para amar, para con el ser humano.

 

Eras fuerte y vigoroso, como dice tu hermana “hablabas con tu sonrisa”. Tu angelical expresión de chico dulce, contrastaba con un espíritu combativo y aguerrido que es propio de los grandes combatientes en las más duras batallas.

Tú eras así corazón, unn alma insuperable que tu muerte jamás borrará.

 

 

Gracias por todo amigo. España entera te homenajea estos días, hemos sentido que con tu marcha algo grande se nos ha ido. Un ser humano maravilloso que de ser por él, la crisis terrible que estamos pasando, tan solo sería anécdota.

 

Desde aquí quiero yo también rendirte mi particular y humilde homenaje, porque tu cuerpo ha partido hacia el mundo de la materia, pero tu alma y tu impronta de solidaridad y nobleza siempre permanecerán en esta tierra.

 

Me siento orgullosa de ti pablo, porque yo también sé por lo que pasaste. Yo he sido compañera tuya no de hospitales, pero sí de fatigas y combates vitales.

Y por que yo si y tú no amigo? Esa duda siempre me torturará….no hay derecho a que unos venzamos y otros no, más cuando como tú dieron su vida por intentarlo.

 

Siempre estarás en nuestros corazones y sobre todo en los de quienes como yo, creen en la bondad humana como valor inherente a nuestra especie.

 

Graicas por hacer visible tu lucha y tu reivindicación, y por deleitarnos con tu voz y tu sonrisa.

 

Tu familia te han perdido físicamente, pero el espíritu de Pablo Ráez siempre permanecerá con ellos. Con ellos y conmigo, y con tantas y tantas personas que te creíamos ya como de nuestra propia familia.

 

Gracias Pablo, siempre fuerte, siempre guerrero!

 

Siempre te recordaré, de mí para ti…..

juntos en la lucha, y juntos en el corazón!
 

 

1 comentario:

  1. Ese día a todos se nos heló el corazón, nos decía adiós el mismísimo reflejo de la vida, muy muy duro :(

    ResponderEliminar