miércoles, 8 de marzo de 2017

para Emma, una pequeña gran mujer.....


En este icónico y simbólico día para todas nosotras, en el día que representa por antonomasia la lucha de la parte más importante del ser humano y que da la vida, en este día de la mujer, mi entrada va para ti, pequeña gran luchadora:

 

“querida Emma, querida pequeña, admirada florecita. Hoy como a menudo has venido a mi pensamiento, y una mezcla de tristeza y alegría recorre mi ser cuando lo tu recuerdo lo asalta.

Hoy tú mereces mis palabras, mereces toda mi atención, porque aunque tu cuerpo ya no esté en esta comvulsa tierra, tu recuerdo y energía permanecerán eternos en el universo.

 

En este día naciste mi angelito, hace justo hoy 25 años. Que vivaz te recuerdo corazón! Eras alegre como las flores de primavera, volátil como el viento y dulce como la miel.

Tu risa era fresca como el agua de un manantial en una tarde de julio y tu afán por vivir no se puede comparar a nada.

Ese inmenso afán por mostrar al mundo, por sentir, por querer, por aprender,….te fue arrebatado cuando menos esperabas, por una enfermedad que las dos conocemos mi niña.

 

Justo hoy, el día de tu cumpleaños, quiero decirle al cáncer que me privó de verte crecer, que jamás me privará de recordar tu solemne presencia las pocas o escasas veces que estuviste a mi lado.

 

Fui testigo de tus primeros pasos, de tus primeras palabras, de tu lucha por aprender. También querida florecita, fui como no, testigo de tu condena, cruel condena a que estabas destinada.

 

Me preguntaba una y otra vez el porqué de aquella burla del destino, el porqué a un ser tan inocente y lleno de vida se le auguraba un futuro tan corto entre nosotros. Te prometo que no lo he averiguado mi niña, es para mí una incógnita el porqué la naturaleza actúa en ocasiones como lo hace.

Quizás quiso librarte de una deshumanización cada vez más acentuada que estamos viviendo, o quizás quiso que todos nos quedásemos como el recuerdo de tu bella cara infantil y angelical y jamás ver tu deterioro propio del crecer. No lo sé cariño, pero….y que importa?

 

Lo que quiero hoy es rememorarte, recordarte en este día tan importante para la lucha de todas nosotras.

 

Hoy es el día de la mujer, pero a pesar de que te fuíste niña, para mí eras una mujer. Tu lucha no ha sido combatida por muchas mujeres que te doblan la edad, y aún menos ganada mi niña.

Eras y siempre fuíste una pequeña pero con corazón aguerrido y valiente, una pequeña niña con armas de mujer en la lucha y en la batalla.

 

Lo demostraste en cada lance, en cada uno de tus arrojos ante la complicada  y corta vida que experimentaste.

 

Justo hoy naciste, quizás como una forma de decir al mundo que lo tuyo era la lucha, una lucha individual que traduciste a la perfección a toda una colectividad. Tú no saliste en televisión, tu historia no ha trascendido más que para aquellos y aquellas que tuvimos la magnífica suerte de poder sentir tu presencia.

Pero y eso que más da? La notoriedad es secundario, aquí hablamos de lucha y de superaión, y tú en eso fuíste legendaria, mi pequeña Emma.

 

Cuando hace 20 años ese linfoma te cortó tu vida terrenal, nacía tu mito y recuerdo energético. Desde aquel momento de tu última palabra, tu último esbozo y tu última sonrisa, tu grandiosa energía y alma nos fundió a quienes te conocimos en algo eterno y floreciente.

 

Porque nunca morirás mi niña, aunque ya no estés entre nosotros.

 

Porque siempre fuíste un ejemplo y porque fuíste una pequeña gran mujer, por todo ello y porque te quiero grandemente, hoy estas palabras van para ti, Emma de mi corazón”.

 

 

 

2 comentarios:

  1. Se murio al darse cuenta deda la puta mierda de madre que le habia tocado. «mejor muerta que con esta loca» fueron sus ultimos pensanientos

    ResponderEliminar
  2. Una rata menos criada por una judia loca cono tu

    ResponderEliminar